Datos personales

Mi foto
Me gusta escribir, y a veces es la única forma que tengo de descargarme. No necesito un consejo, solo un buen oido.

Seguime en Instagram

Instagram

lunes, 12 de septiembre de 2016

# 24

Uno vive toda la vida bajo esas premisas que son casi universales de un "con esfuerzo todo se puede" que rozan el borde motivacional vomitivo de las frases de facebook que la gente comparte. Y así es que seguís toda tu vida creyendo que todo se trata de uno. De su propia voluntad, de sus ganas y fuerzas. Pareciera ser que todo pende del hilo de ver con que cara te levantaste a la mañana. Y yo supongo que ya es hora de que cortemos con la historieta que se repite por generaciones.
La suerte ( causa o fuerza que supuestamente determina que los hechos y circunstancias imprevisibles o no intencionados se desarrollen de una manera o de otra ) puede ser tan tan puta como el resto de la vida que llevamos. La suerte, ese factor que recae sobre gente al azar y que cuando miras al rededor nunca sos vos. De esa suerte maldita que te hace preguntarte ¿Por que no a mi? Esa es la suerte que tiro todos las motivaciones de mi vida. No podemos evitar en nuestra vida ponernos metas y modelos a seguir que para llegar se trataría todo de este fantasma de el esfuerzo. Un trabajo, una figura, lo que sea. Con esfuerzo ... ¿Todo se puede? Y ustedes deben estar preguntándose que carajo tiene que ver la suerte en esto. Bueno, yo les vengo a blanquear un poquito como se maneja la gente en el planeta por si ninguna vez lo habían recapacitado.
Vos te estas rompiendo el lomo desde abajo, empezaste en un laburo en el que estas en negro y no cobras un mango (o estas queriendo laburar freelance) y siempre aparece esa suerte en el de al lado, que su papá tenía un conocido que era dueño de la empresa y te hizo entrar de gerente y ahora cobras  15 lucas limpitas.
Vos estas a dieta, respetando, siguiendo y viendo como todos los demás le agregan de todo a esa comida que vos a duras penas estas calculando las calorías que tienen. Vas todo el tiempo al gimnasio, te matas hasta que sentís que te arde todo el cuerpo. Y de repente, al lado te aparece alguien con la genética perfecta, delgado en el punto justo. Esa gente que vas a los locales y siempre va a haber talla para ellos, que se ponen un short y les calza juuuuuuusto juuuuusto. Y vos ahí, viendo como ellos si tienen hambre pueden picar lo que sea que haya dentro de la heladera mientras vos estas pensando que tenés que ir a la verdulería a comprar manzanas y a la dietética para comprar los snack light que tenés permitidos en la dieta.
Ahí, en ese preciso instante, ese milisegundo que pensas si no es envidia o tristeza, es que te das cuenta de que la suerte es bien puta. Lo suficientemente puta para que no recaiga sobre vos, para que no puedas disfrutar de los vicios mas bellos sin preocuparte de como te afecte mañana. Y ahi aparece tu viejo, vieja, hermana, primo, novio, tio... quien sea, para decirte una vez mas "con esfuerzo todo se puede"
Pero tambien en ese instante es que vos te preguntas ¿Y si no? ¿Y si no puedo?




(Que capitalista que me puse, yo quejandome de mi suerte y hay gente muriendose de hambre. Pero tenia que decirlo)

lunes, 23 de noviembre de 2015

# 21


FAMILIA

Llegas a tu casa esperando que tu vieja te haya preparado ese guiso que te encanta comer en uno de estos dias tan frios. Arroz, carne, salsa y ese toque que no sabes que es, pero nadie lo tiene. Te encontras todo tirado, un par de gritos, peleas, reclamos, pero cuando nos sentamos en la mesa todos nos callamos y nos sonreimos ¿Como estuvo tu día? 


sábado, 26 de septiembre de 2015

# 20

En este juego de egos, de fuerza, de orgullo, los dos tiramos en contra del otro en busca de algo que no nos dará éxito ni de un lado ni del otro. En donde hay enojo, furia, odia, pero también hay amor. Esa parte olvidada y llena de polvo que todos deciden poner a lo último.
Todos no, perdón.
Por lo menos yo no.
Y este es mi planteo... Si lo nuestro esta hecho a nuestra medida, si es hermoso, bello, brilloso, alucinante, iluminador y sensato por qué decidir por sobre lo mezquino, por que decidir por sobre lo que verdaderamente nos llevará a la felicidad... O más bien como dice fito "en tiempos donde nadie escucha a nadie, en tiempos donde es todos contra todos, en tiempos egoístas y mezquinos, en tiempos donde siempre estamos solos... Habrá que declararse incompetente en todas las materias del mercado, habrá que declararse un inocente o habrá que ser abyecto y desalmado"
Los sentimientos nos invaden, se apoderan de nosotros, no hacen hacer cosas que claramente no queremos ser... Pero aún tenemos una parte de nosotros que nos guía a las buenas elecciones, la parte que usa la razón y el corazón.
Seamos inteligentes, pensemos a futuros, no seamos impulsivos, nada que sea pensando con furia nos ayuda... Entonces, quitemosla de nuestra vida, de nuestro juicio, de nuestros sentimientos para lograr el objetivo final.

domingo, 12 de abril de 2015

# 19

Estoy esperando el día en el que por fin me dejes ser. Me dejes vivir. Cerezo y tropiezo, por mis decisiones, malas decisiones pero NECESARIAS. Dejame abrir las alas y experimentarme en lo que yo necesite experimentarme. Darme la cabeza contra la pared, llorar, arrepentirme porque de nada sirve que vos estés atrás agarrándome de la bicicleta. Tampoco sirven tus gritos, ni tu amenazas. Menos los insultos ¿Por que esa necesidad de siempre querer imponer respeto cuando ya lo existe? ¿Por que siempre querés inferiorizar a todos? Deja ser. Vivi tu vida que es solo tuya y la mía es mía.
Respira, inhala, exhala. Mirame a los ojos. Soy grande. Estoy tomando una decisión para mi vida entera y creeme que yo sola quiero hacer este camino. Yo se que ahí esta tu mano, pero no la quiero, si la quiero la pido. Calmate. Deja vivir, DEJA VIVIR.

viernes, 20 de marzo de 2015

# 18

Uno intenta definir o descubrir que cosa es el amor ¿Donde esta? ¿Quien lo tiene? ¿Como se siente?
Palabras y más palabras. Podes tener mil opiniones, muchísimas y muy distintas y hasta gente que simplemente, no cree en el amor.

Yo creo que ... el amor es el deseo de despertarse cada día al lado de aquella persona que hace que comiences tus mañanas con una sonrisa, con un mimo, con un beso.
El amor es eso que aunque haya pasado años sigue haciéndote sentir mariposas en el estomago cuando lo miras a los ojos.
El amor es lo lindo de lo cotidiano, estar contento con que siempre sea esa persona la que te cocine, la que te pase a buscar por el laburo, la que te espere en casa con todo desordenado, convivencia. Porque esa persona, con virtudes y defectos es capaz de erizarte la piel con un solo beso o caricia.
El amor es pensar en dos, pensar doble y en ello encontrar el bienestar mutuo.
El amor es el respeto por los tiempos, el espacio. El amor es acompañar al otro en su deseo personal, porque siempre (SIEMPRE) termina desembocando en el sueño mutuo. El amor es apoyar al otro hasta en la decisión más errónea que se pueda cometer.
El amor es buscar soluciones a los problemas JUNTOS. Desde los personales hasta los internos. Pelear unidos y hasta el fin del mundo.
El amor es saltar el abismo del miedo tomados de la mano, mirandonos a los ojos y sin pispear abajo.
El amor es todo eso que uno no entiende porque lo hace, simplemente por cariño, por instinto.
El amor es todo lo inexpresable, es ese sonrojo tan evidente, es morderse el labio, es un puchero, una lagrima y un abrazo. Es mirar el pasado y sentir orgullo de todo lo transitado.

El amor es todo lo que es, hoy y siempre.


El amor sos vos.


lunes, 16 de marzo de 2015

# 17

Unos escalofríos y un pequeño dolor de cabeza se apoderan de mi.

Miedo, eso que sentís cuando no logras obtener seguridad de ningún lado, ni siquiera conociéndote tan bien como la palma de tu propia mano. El miedo te posee , te envuelve y te hace creer realmente que todo puede salir de la peor forma, sin dejarte evaluar la realidad y las chances ni un solo segundo. Miedo.

Entonces... Si eso es el miedo, eso es lo que siento. Terror, agonía, no poder respirar, estar entre la espada y la pared.


Miedo ¿De qué? De no cumplir las expectativas. De no lograr generar eso en vos que en algún momento consiguió provocar que me observes con esa mirada perdida en mis ojos, unas caricias dulces al amanecer, una alegría de reencuentro.

Seamos directos. Miedo a que no me quieras amar. No, nunca más.

Terror de nuevo, llanto, pierdo el pulso, la respiración ¿Que me está pasando? ¡Que alguien me diga que esta pasando! Una mano auxiliadora, un buen oído que pueda tolerar el llanto, un consejo que sea lindo, una certeza. Nadie salvo vos. Solo vos. Si, vos.


Por un momento tuve la tonta ilusión de que todo permanecía intacto. Que tanto vos como yo nos encontrábamos en la misma situación. Lo exterior no dice nada nuestro, solo nosotros y nuestros roces saben de que estoy hablando. Nuestros... ¿Compartidos?

Despejar la mente, ser clara, ser honesta. Es lo único que me queda por hacer. Y estar preparada, para lo bueno y lo malo, para lo alegre y para lo doloroso, para la sonrisa o el llanto. Preparada... ¿Como estar preparada si aún espero levantarme un día con una declaración de amor, con un desayuno en la cama, con un beso en el hombro?

Creí ser libre, ser bella, ser aceptada, ser algo que alguien más podría llegar a desear y amar tanto como vos a mi. Hasta que entendí que nunca se trató de eso, sino de que algún día, capaz, yo conociera a aquel que hiciese nacer los mismos sentimientos de amor compulsivo, loco, dulce que vos generas en cada uno de tus besos. Largos y cortos. Húmedos y secos. Virtuales o reales. Besos en fin, esos inigualables ¡Qué tonto! ¿No? Si nadie lo hizo hasta ahora, si sigo cayendo en la mismísima (y tan hermosa) red con la que me atrapas, con la que me envolves una y otra vez con una sola mirada, con una sola preocupación ¡Hasta en el más mínimo gesto! Se destroza y se vuelve a rehacer mi corazón. Se paraliza, se acelera y todo al mismo tiempo ¿Por qué? ¿POR QUÉ?

¿Todavía seguís preguntándote el por qué? Mira, mira adentro un poco más. Ese flash de recuerdos y amor, eso que nunca nadie más te dio. Todo eso es la razón, la razón del amor, la razón por la que te amo.



"What if you should decide that you don't want me there by your side?, that you don't want me there in your life?"

miércoles, 28 de enero de 2015

# 16

¿Quién diría que me iba a volver a encontrar en esta posición, llorisqueando por lo que no es, por lo que fue, por lo que se perdió?

Me despierto un poco atontada, creyendo que puedo ir por el mundo teniendo a quien quiera cuando quiera, pero como siempre cuando termina el día soy (¿Cuándo no?) el ultimo orejón del tarro. Despampanante, frente en alto, seguridad y luego decepción. Solo ves una chica en frente al espejo dándose lastima, viendo como se le caen las lagrimas de los ojos sin poder retenerlas. Se golpea, se mira con bronca mientras llora, cada vez,  con más fuerza. La cara colorada, los ojos hinchados y esa sensación de no poder respirar de la angustia que te atraviesa la garganta. “¿Podrías dejar de actuar como una estúpida? ¡Admití que te lo buscaste, vos sos la idiota!” y eso es lo único que retumba en la cabeza. Estúpida. Si ¡¿Es que todavía cabe duda de que estas triste por algo que ni siquiera es tuyo?!

No puedo evitar esa cara de disgusto, mirarme a los ojos tristes y ver que esa cara no es solo de tristeza si no de bronca ¿Cómo pude ser tan estúpida de encariñarme en lo que sé que no me tengo que encariñar? El juego del amor otra vez me hizo caer en este pozo que hace mucho no sufría.


¿Qué más puedo hacer? Solo tengo que cruzar los brazos y ver como todo avanza con felicidad sin mí.  Porque sos feliz así, exactamente, sin mí. Tu libertad y la mía. Más bien la mía y la tuya… horrible. Será hora de borrar todos esos roces, todos esos besos y sonrisas porque ¿Quién soy yo para cortarte las alas, amor? Extendelas, otra vez. A fin de cuentas creo que tu felicidad es más importante que la mía. Extendelas, así mismo, sin mí. Que alguien más te enseñe este hermoso juego de volar con quien queres, con quien amas. Mi turno ya paso, caimos en el piso y no quisiste volverlo a intentar. ¿Quién te culpa, amor? Si con esa sonrisa, cuantas personas más te habrán invitado a volar durante el nuestro. Y como no aceptar.


domingo, 28 de diciembre de 2014

# 15

Revolvés un poco de allá, un poco de acá. Acumulas datos, gestos, miradas, momentos, y aún así seguís sin saber que es lo que pasa ¿Que hice? ¿Que no hice? ¿Por que si? ¿Por que no?

No es poco común que las relaciones y el circulo de la gente vaya cambiando poco a poco y menos aún cuando finalizan ciclos y comienzan otros nuevos. Maduras, cambias, abrís los ojos y por otros momentos los cerras. Entre todo este proceso que parece ser el más duro que vayas a hacer, te das cuenta que conlleva más cosas positivas que negativas. Renovar el aire. No siempre todo tiempo pasado fue mejor pero nuestro claro error es creerlo y llenarnos la cabeza de tristezas que solo dicen que nunca vas a poder ser más feliz de lo que lo fuiste ayer.

Aunque lo que quede más lindo para el cuentito es decir "Si, a él lo conozco hace años" no siempre da fe de que sea lo mejor ni lo correcto. No podemos negar que es lo que mejor suena a los oídos de todos pero a veces es solo un holograma que no todos pueden ver.

Seguís buscando acá y allá ¿Que hiciste mal? ¿Que dijiste que no estuvo bien? Equilibrio que se torna insoportablemente imposible. Se desborda toda la paciencia habida y por haber que llega a tal punto que lo único que te genera es llorar incesablemente ¡QUE ME DIGAN YA QUE ESTOY HACIENDO MAL!

Capaz que nada, pero esa incesante necesidad de querer ese mismísimo equilibrio que nunca nadie te lo va a permitir, eso ya es suficiente para enfermarte la cabeza. Algo por acá y otro por allá. Un enojo, un reclamo que no sabes ni siquiera de donde proviene. Yo me cansé ¿Por que nadie tiene un poco de voluntad? Puede ser que no les interese.

domingo, 16 de noviembre de 2014

# 14

Siento como los antónimos de mi sentimiento me invaden a la vez y me crean un bomba con cuenta regresiva en la cabeza. Sin embargo entiendo.
Es difícil no llorar lo que uno extraña. Es complicado no cristalizar el mejor momento que uno vivió junto a sus seres queridos y querer que nada vaya más allá de eso. Se van reduciendo las personas, se van olvidando los momentos, las anécdotas... El cambio asusta, y más si es algo que pega justo en el lugar mas sensible de nosotros.
Si, el egoísmo otra vez que no te deja pensar de forma clara. ¿Por qué las cosas tiene que cambiar? ¿Acaso pensas que podes ser feliz cambiando el hermoso modelo en el que antes vivías? ¿De verdad crees que podes reemplazar esa felicidad por un intento de otra?

Hoy se que si.

Y también se que no es reemplazar. Eso jamás pasaría. No es creer que se puede ser más o menos feliz. No es suplantar una persona, una sentimiento o sanar una herida. ¡No! Es creer que existe algo más allá, es creer que la vida sigue con sus momentos hermosos, y aunque nada se compare con la perfección de la totalidad de las personas que estaban con vos, eso no quiere decir que no se pueda seguir adelante, no se pueda seguir viviendo.
Supuestamente todo tiempo pasado fue mejor. Y no digo que no sea verdad, simplemente afirmo que eso no quiere decir que uno tenga que estancarse y encascarse contra la vida solo por el capricho de querer que las cosas se mantengan igual de intactas de las que nosotros las conocimos en un principio y fue nuestro modelo a seguir.
Un poco de compresión, con una pizca de entendimiento. Agreguemos empatía y amor. Y voilà, una sonrisa.

domingo, 8 de junio de 2014

# 13

¿Cómo aparentar que no te extraño, má? Creo que hoy me di cuenta que más que tambiñen extrañarte a vos, me gustaría volver a esos momentos. Era muy chiquita, menos de 11 años compartiendo con vos, pero hermosisimos. Fue una linda niñez, o al menos un intento de una.
Tengo ganas de volver a esa edad. Mis preocupaciones eran otras. Mi problema era pensar que era lo que iba a haber de comer cuando llegara de casa, completar el album de figuritas, pedirle a Diego que me arme la casa de las Barbies.
Desearia que de alguna forma vos estuvieses aca conmigo de nuevo. Esta enfermedad que todo el mundo nombra, que todo el mundo conoce, a la que todos le tienen miedo. Que horror, que escalofrio que me produce pensarlo. Quisiera no tener que haber crecido de repente, quisiera poder tener a mi mamá al lado, ya que teniendo 18 años nomás, debería ser lo más común.
Cada día tengo menos esperanzas de lo que pueda llegar a pasar, creo que en todo sigo por inercia, no le encuentro el sentido a todas las cosas que hago, más bien, las hago por hacer. ¿Que importaban los chicos, la facultad, el desamor, los problemas con amigos, los horarios de responsabilidades; cuando estabas vos? Nada, nada importaban. Solo vos.
Necesito de tu abrazo, de tu palabra, de tu consejo, de tu cariño. De vos. Volvé, te espero con mates y muchisimo que contarte.

domingo, 1 de junio de 2014

# 12


De vez en cuando puede pasar, no es posible no llorarte. 
De vez en cuando... más bien siempre. No se si soy más afortunada por el hecho de que hayas sido mi mamá, o si lo suficientemente desafortunada como para que te escurrieras de mis manos, que te arrancaran de mi vida sin permiso. ¿Quién es el infeliz que se atrevió? El golpe más bajo que podría haber hecho. El más doloroso, el más hijo de puta. 
No soy anormal, tampoco normal, pero nadie me puede entender. Nadie sabe lo que es no tener ese amor materno que te protege bajo cualquier cosa. Como te extraño, hermosa. Como desearía retroceder el tiempo y tenerte un minuto más, abrazarte hasta que te quedes sin aire, decirte lo que te amo hasta que te quede incrustado en la cabeza, y pedirte que no te vayas nunca nunca nunca más en mi vida. No se lo que hay más allá, me falta para un más allá, pero todos los dios sumo una esperanza de que algun día te voy a volver a ver.

Abrazame, no se como pero abrazame.


Me pasaron tantas cosas
y no me acuerdo de nada
solo del viento y tus ojos
de llorar a carcajadas

no se cuanto habra pasado
desde cuando te leia
nunca quise darme cuenta
que no era idea mia

hoy no es que rompa cadenas
solo me doy por vencido
y te perdono por todo
por venir y haberte ido

si la pena se supera
a mi me importa muy poco
no esperaba que asi fuera mi amor
si aun sueño que te toco

no se de un tiempo a esta parte
no entiendo como pude desarmarme

me sobraron tantas cosas
que no pude darte a tiempo
o tal vez nunca exististe
fuiste mi mejor invento

hoy mis ojos no te ven
hoy mi boca no te nombra
nadie sabe que me hiciste mi amor
solo mi cuerpo y tu sombra

no se de un tiempo a esta parte
no entiendo como pude desarmarme
no se de un tiempo a esta parte
no entiendo como pude desarmarme
y como termino

domingo, 30 de marzo de 2014

# 11

Carta a mama



Hola ma, quiero contarte cuanto te extraño. Te extraño horrores, como un borracho necesita el alcohol y un adicto la droga. Todas las noches pienso cuando te llamaba desde la habitación y te pedía por favor que me dieras un abrazo muy muy fuerte, y me acomodabas las sabanas.
¿Te acordas cuando íbamos de compras? A veces se tornaba bastante insoportable, no porque no me gustara, te quedabas hablando con la kioskera, la del super, la de la dietética, el de la carnicería, hablando y hablando y hablando. Ojo, hermosa, eras lo más lindo del mundo, me acuerdo de poenrme mi campera super abrigada, darte la mano, que te pongas tu camperon verde, e ir caminando juntas para la estación a pasear.
Antes de ir al colegio me abrigabas como si hiciera 20 grados bajo cero, como si me fuese a resfriar con solo salir a la calle, no se, me cuidabas demasiado ( ¿No queres venir a abrigarme ahora? Acomodame el gorro, los guantes y la bufanda. Abotoname el guardapolvo, por favor ). Uno de los recuerdos hermosos era que cuando me bajara de la combi que me traía del colegio, me esperaras en la puertas, sentada en el borde, hermosa, con esa sonrisa llena de amor. Te amo mamá, por favor, dios, volve.
De vez en cuando, cuando era chiquita y salía del colegio, me esperabas con un paquete de figuritas de Valentina, era una de las cuantas cosas con las que me mimabas.
Quiero quedarme recordando por años todo tu amor, tu cariño, tus mimos, tus frases, tus chistes. Me hacías repetir en capilla del monte, todos los sketch de Les Luthiers porque te encantaban ( y yo me los sabía de memoria ).
¿Cuantos días llevamos la tele a la habitación, calentamos una pizza, y jugamos a "Galaga" de la family desde la cama? ¿Cuantas noches dormí con vos en tu cama, y como no llegabas, sobre tu cama dejaba la mano abierta para que cuando te vayas a acostar me la agarraras bien bien fuerte? Me levantabas mas temprano para que veamos alf juntas, y lo grababamos hasta el la video-casetera.
Cuantos días hermosos. Pero todo tiene lo malo. Juro que cada vez que recuerdo tu enfermedad, siento como dos manos estrujen mi pecho y mi corazón, siento como si me clavaron algo directamente a lo más sensible. Tus días, lo más doloroso, era verte en la cama, con frio, super sensible, sin ganas de hacer nada, con la voz baja y una mirada triste, llena de dolor. Cada vez que te tocaba, me daba miedo safarme un poco mas y romperte, te sentía los huesos, te veía el dolor en tus ojos, ese deseo de no querer sufrir más.
Juro mamá, juro que sigo adelante por vos, pateo por vos, sos la razón por la que sigo viva, porque se que me querer viva y con todos mis sueños y tus sueños. Cuanto te fuiste no quería vivir, no quería saber más nada con nadie, cuando te fuiste pensé que no había nada más allá, nada lindo, nada más importante. Hoy se que vos queres lo mejor y me estas dando las palabras de aliento, que sos ese escalofrió que siento cada vez que pienso en vos.

TE AMO Y ESPERO VOLVER A VERTE.













sábado, 9 de noviembre de 2013

# 10

Aunque a veces intente, a veces me encierre, a vece te elimine. Aunque mueva cielo y tierra, aunque despeje mi mente, de alguna forma volves. En un mínimo olor, en un respiro, en una palabra, es un recuerdo. 
Es difícil poner a verse de forma espontanea algo de antes y que inconscientemente estuvieras en todos, hasta en las mismas entradas del blog. Quiero poder contra vos, quiero ser más fuerte que un llanto, una lagrima, una cara triste. No se si quiero en realidad, pero lo necesito. Lo necesito por mi y para dejarte tranquilo a vos. ¿Como dejarte tranquilo a vos? ¿Como querer dejarte? ¿Como no querer nada? Yo lo que quiero es dejar de pensar, lo que quiero es dejar de amargarme, porque a pesar de todo no se si te convertiste mas en un pesar a que un lindo recuerdo. No quiero recordarte como algo malo, no quiero tenerte como un pesar, al contrario, quiero que sigas siendo eso tan hermoso que siempre fuiste para mi. ¿Pero como? Si lo único que me salta a veces es esa bronca de desinterés, esa bronca de todas esas palabras que dijiste enojado alguna vez. Perdí mi toque, es imposible escribir sin ser directa. Pero acá encuentro mi único lugar para descargarme. No me importa si lo ven todo o si no lo ve nadie. No me importa si quedo bien o si quedo mal. El mundo se encapsulo en gente que aun que intente explicarle lo que me pasa, nunca lo entenderían, pero solo porque no tengo la capacidad de explicarles todo lo que fuiste ( sos ) para mi. Yo te dije, nunca me alcanzaron las palabras para describir mi amor. 
Hoy mas que nunca quiero un cambio, no se, algo, una sorpresa o un quiebre final, pero algo necesito. No quiero mas estar en este limbo, la cuerda floja, de caer de un lado o caer del otro, porque simplemente quiero caer, no importa cual sea, pero me canse de este baiben de todo, de amor y soledad, de cariño y tristeza, de acompañamiento y llanto. Simplemente, quiero una decisión. Y yo soy incapaz de tomarla, pero nada mas lo hará por mi, o no?

domingo, 3 de noviembre de 2013

# 9



Aunque intente con todas mis fuerzas, aunque cierre los ojos y me tape los oídos, se me hace imposible no verte y escucharte. La melodía de nuestro tema, esas finas voces que ponen cada sentimiento a flor de piel. Ese perfume que tiene un "noseque" que empaña mis ojos. Cada foto, cada sensación al tacto que era nuestra. Seguramente uno de los mayores errores que estoy cometiendo es escribir esto. Para que se rían, para que se burlen, total siempre fui bastante odiada en tus pagos. Aunque me hablen pestes, aunque me degrades, aunque me insultes, aunque seas la peor persona que pueda estar pisando este mundo, jamás sería capaz de olvidarte. Jamas sería de odiarte. Jamás sería capaz de hacer algo que no sea a tu beneficencia.¿Que feo no? ¿Que se siente no ser merecido y aún así tenerle tanta calma y aprecio a alguien?
Te invito a que mires un poco atrás, por un momento, no mucho ¿ No recordas lo lindo, no es cierto? Solo buscas fama, chicas, desinterés. Por algún lado de mi cabeza me gustaría pensar que en algún momento un leve recuerdo te estremece el corazón. Me gustaría pensar que en alguna situación, con alguna foto, sentís algo en el pecho. A fin de cuentas cuantas cosas me gustarían y jamás las voy a tener. Jamás voy a saber nada de vos, como vos proponías querer.
Siempre, ( repito ) aunque me digan lo que me digan, te creí y te voy a creer una persona de bien. A pesar de todo, a pesar del interés, ese maldito interés que nunca pude ver hasta el fin. En serio, jamás creí que fueras capaz de tal cosa. ¿DONDE ESTÁ ESE AMOR? ¿ DONDE QUEDO TODAS LAS PALABRAS? Cierto, las palabras no son más que palabras. Nunca nada me dolió tanto como esto, aunque vos no quieras asumirlo, aunque no sientas lo mismo y aunque ni te interese. Nunca nada me costó tanto, jamás creí que una persona fuera capaz de generar tanto en una vida y sin embargo, acá estoy, solo de nuevo comiéndome a golpes todo lo que dejaste. Capaz te vas a reír, seguramente lo hagas. Capaz te vas a regocijar, seguramente lo hagas. Pero cuando algún día por fin habrás los ojos y te des cuenta de las veces que me empañaste los ojos, ojala, que ese día pases por lo menos un poco por lo que yo estoy pasando.
Cierro los ojos, lo más fuerte posible, me pongo de forma introvertida, me encierro y aunque quiera no hay dolor más fuerte que seguir dándole importancia a alguien que le chupas un huevo. A alguien que sin que te dieras cuenta, solo era una sola cosa. Este muñeca de porcelana  esta rajada, esta muñeca va a dejar de ser muñeca y va a empezar a hacerse valer, no como la muñeca con la que vos jugaste. ¿Que divertido que era no? llevarla allá, traerla acá.Se acabo ese juego que te hacía feliz.


Many's the time I ran with you down
The rainy roads of our old town
Many the lives we lived in each day
And buried altogether
Don't laugh at me

Don't look away

You'll follow me back with the sun in your eyes

And on your own
Bedshaped
In legs of stone
You'll knock on my door and up we'll go
In white lightI don't think so 
but what do I know?
What do I know?
I know,
I know you think I'm holding you down
And I've fallen by the wayside now
And I don't understand the same things as you
But I do
Don't laugh at me
Don't look away

martes, 15 de octubre de 2013

# 8


“Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia entre sostener una mano y encadenar un alma; Y uno aprende que el amor no significa acostarse, y que una compañía no significa seguridad, y uno empieza a aprender… Que los besos no son contratos y los regalos no son promesas, y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos, y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy, porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes… y los futuros tienen su forma de caerse por la mitad. Y uno aprende que si es demasiado hasta el calor del sol puede quemar. Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma, en lugar de que alguien le traiga flores. Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno es realmente fuerte, que uno realmente vale, y uno aprende y aprende… y así cada día. Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro, significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado. Con el tiempo comprendes que sólo quién es capaz de amarte con tus defectos y sin pretender cambiarte puede brindarte toda la felicidad. Con el tiempo aprendes que si estás con una persona sólo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás no deseando volver a verla. Con el tiempo aprendes que los verdaderos amigos son contados y quién no lucha por ellos, tarde o temprano, se verá rodeado sólo de falsas amistades. Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en momentos de ira siguen hiriendo durante toda la vida. Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es atributo sólo de almas grandes. Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente es muy probable que la amistad nunca sea igual. Con el tiempo te das cuenta que aún siendo feliz con tus amigos, lloras por aquellos que dejaste ir. Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida, con cada persona, es irrepetible. Con el tiempo te das cuenta que el que humilla o desprecia a un ser humano, tarde o temprano sufrirá multiplicadas las mismas humillaciones o desprecios. Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el sendero del mañana no existe. Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas y forzarlas a que pasen ocasiona que al final no sean como esperabas. Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante. Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás a los que se marcharon. Con el tiempo aprenderás a perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo, pues ante una tumba, ya no tiene sentido. Pero desafortunadamente, sólo con el tiempo…

lunes, 14 de octubre de 2013

# 7



Estoy muy seguro de que no fui la mejor novia, y no lo voy a ser. A lo sumo tu mejor novia será con quien te cases y tengas hijos. Estoy segura de que no fui una persona ejemplar, los malhumores siempre fueron más fuertes que yo. Pero de lo que si estoy segura es que vos me hiciste pasar unos dos años espectaculares. Con distancia y todo. Con peleas, y con todo lo que lleva una relación. Lamentablemente no puedo pretender que sea reciproco, pero por lo menos se que algo bien te hice ( ¿te hice? ). La indiferencia es el peor de las armas, juega con doble filo y conmigo y con vos. Son ciertas cosas que ya son nuestras ( perdón, eran, pero para mi siempre van a ser ). Esos pequeños detalles, recuerdos, aromas. Todo tiene su algo. Esa esquina en la que tantos besos hubieron, ese Starbucks en el que tantas veces peliamos por ver quien pagaba, ese Mc Donal's en el que tantas veces comimos, ese bondi en el que tantas veces viajamos ( y que siempre quise pagarte el boleto, me gustaba, no se porqué ). Esa cama, esa tradición y todo. Todo era algo, todo siempre lo fue, y es imposible pasar por Rojas y Yerbal sin que un gusto agridulce se sienta en mi boca. Sos algo muy lindo en mi vida  ( si, sos ) y espero que me permitas que lo sigas siento.

martes, 14 de mayo de 2013

# 3



Aquí me encuentro, parada, mirando las vías del tren como se alejan ¿ O será el amor que le da una perspectiva de distancia? Aquel andén en el que mi cuerpo permanecía a la espera de tu llegada o a la inversa. Aquel llamado previo en busca de una simple risa de emoción, de felicidad del reencuentro. Ese banco desgastado, lleno de óxido que en algún momento, cuando este cuento comenzó, era completamente nuevo. Se encontraba percudido, para cualquier viajante sería un simple óxido. Para mi era amor, la durabilidad de el encanto de lo que más ama. No quería que lo cambien, no, un poco de óxido no es nada, es solo la fuerza que poseía ese banco (amor) para permanecer en su auge de dulzura.
Ya conocía como reflejaba la luz de los rieles en su cara, ya sabía como sería un día de lluvia, un día de sol, ya lo sabía. Sus medidas, su tiempo de llegada.
No solo conocía la estación, también conocía sus raíces. Conocía aquel humor que me concedía en su intimidad, aquella risa y esos ojos llorosos que desnudaban su alma. Conocía cada caricia y cada propósito, conocía su complejidad, transformándola en la más bella y profunda simpleza jamás antes vista. Aquel sentido del tacto que me calmaba y ponía mis pelos de punta inversamente proporcional a la euforia en carne viva. EUFORIA. Eso exactamente faltaba, faltaba el amor inconcluso que se planteaba en aquel entonces, el reto interno a saber hasta donde llegaría una caricia, el amor, una risa, un beso, una cosquilla seguida del beso diario en lo más bajo del cuello.
La lágrima desciende por su pómulo, alimentando los sauces llorones que creían como venas en su corazón.
-Permiso- oí que alguien me decía. ¿Qué sucedía? ¿Por qué no prestaba atención? Me hacía recordar a esas quejas chistosas ( y verdaderas ) que efectuaba mi amor hacia mi uso compulsivo de las redes comunicativas.Esos celos enfermizos y enfermante que me enloquecían, que me enloquecían de amor. ¿Cuánto más amor podría haber allí? ¿Qué más amor podría haber allí, en el único gobernante de su alma?
Le recordaba a sus problemas, a sus lágrimas que no cesaban de dolor, un final se aproximaba. No quería llorar más, solo quería un retazo de tela que secara sus cachetes (corazón) y que lograba mágicamente  como por efecto de magia, una sonrisa inmutable.
Momentos de locura, que no podían acabar. Momentos en los que la alegría podía estar tan estrechamente unida a la tristeza absoluta que parecía ser imposible de lograr. Sueños profundos, abrazos calurosos, quejas        tontas (dulces), trabajo, orgullo y dignidad, gula e incomodidad. Un popurrí de recuerdos me llego a la mente, todos con un matiz de alegría que no se podía evitar notar. Cada uno de ellos poseía un error divino. Un error divinamente dañino.
El amor aquí nunca se va a acabar, al igual que la vías del tren cuando se asimilan tímidamente entre ellas, y sin darte cuenta son un solo horizonte. Así es el amor, tan infinito e invisible, tan imposible de proyectar que la esperanza es eterna, eterna como las vías, cuando se pierden en su punto de fuga. Creo que alguna vez va a llegar el tren, desde muy lejos se que viene, desde donde no lo veo, pero viene.


domingo, 5 de mayo de 2013

# 2

Me rindó.

¿Cuál es el factor, el detonante final para caer en cuenta, echar un vistazo atrás y replantearte las acciones?

¿Cuál es el punto de vista perfecto para tomar las decisiones correctas?

¿Cuánto aumento debemos tener para ver con claridad la realidad?

¿Cuándo nos vamos a dar cuenta de que hay cosas que no se pueden negar ni vendando nuestro ojos?

Me encuentro en una posición límite, en la división del camino, aquella imagen tan conocida en la que cualquier persona siente presión, siente indecisión, esa imagen en la que el hay que elegir entre A o B. El horizonte de cada uno de los caminos es lo suficientemente invisible como para poder mediar cuál sería mas conveniente. En cierto punto, una neutralidad eterna permite una decisión sin juicios de suposición. Sin embargo la duda no para de carcomer la idea de que la dirección de tu felicidad depende de una decisión al azar.

¿Me ayudo?
 ¿Te ayudo?
 ¿Qué hago?

Supongo que de esto se termina tratando la vida, de arriesgarse, de decidir sin saber que será el paradero, pero retroceder, retroceder es ver todo el error que cometiste en su totalidad, es sentir idiotez por no haberse percatado antes de lo peligroso que es un camino sin un prólogo.


jueves, 4 de abril de 2013

# 1


Un suave y pequeño sentido de esperanza se encariñó con su piel, casi haciendole cosquillas. 
Desperte viendo que había olvidado poner la alarma para comenzar de nuevo mi rutina. Esta vez había algo diferente. Me cambié, puse la mejor cara, intente acomodar mi cabellera. Miré mi celular, creyendo haber escuchado algún  sonido. Primer error.
Comencé, materias normalesm risas, compañeros, pero una decepción deboradora se aplicaba en todo mi pecho, un vacío, una falta. En un intento de risa, entre fotos, cruza tu imagen, tu sonrisa desnuda y transparente, esa que me encanta. Segundo error.
La tentación irresistible de un "Hola, ¿que vas a hacer hoy?", la tentación de un cariño, un llamado, su voz. Creí que iba a ser algo de aprecio, algo que te gustara, algo que simplemente significaría algo para vos. Tercer error.




¿Cómo dejar de amar a lo que te enseñó lo que es el amor?
¿Cómo poder olvidar lo inolvidable?
¿Cómo mejorar?