Datos personales

Mi foto
Me gusta escribir, y a veces es la única forma que tengo de descargarme. No necesito un consejo, solo un buen oido.

Seguime en Instagram

Instagram

domingo, 5 de mayo de 2013

# 2

Me rindó.

¿Cuál es el factor, el detonante final para caer en cuenta, echar un vistazo atrás y replantearte las acciones?

¿Cuál es el punto de vista perfecto para tomar las decisiones correctas?

¿Cuánto aumento debemos tener para ver con claridad la realidad?

¿Cuándo nos vamos a dar cuenta de que hay cosas que no se pueden negar ni vendando nuestro ojos?

Me encuentro en una posición límite, en la división del camino, aquella imagen tan conocida en la que cualquier persona siente presión, siente indecisión, esa imagen en la que el hay que elegir entre A o B. El horizonte de cada uno de los caminos es lo suficientemente invisible como para poder mediar cuál sería mas conveniente. En cierto punto, una neutralidad eterna permite una decisión sin juicios de suposición. Sin embargo la duda no para de carcomer la idea de que la dirección de tu felicidad depende de una decisión al azar.

¿Me ayudo?
 ¿Te ayudo?
 ¿Qué hago?

Supongo que de esto se termina tratando la vida, de arriesgarse, de decidir sin saber que será el paradero, pero retroceder, retroceder es ver todo el error que cometiste en su totalidad, es sentir idiotez por no haberse percatado antes de lo peligroso que es un camino sin un prólogo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario